domingo, 10 de enero de 2016

Santo Domingo de Silos

santo domingo de silos


En la vertiente meridional de Burgos, provincia situada al noreste de la Comunidad de Castilla y León, ligeramente orientado hacia el occidente, encontramos situado el término municipal de Santo Domingo de Silos, en la hermosa zona de la Sierra de la Demanda.

Se halla el municipio enclavado a una altitud superior a los 1.000 metros sobre el nivel del mar, por lo que deberán ser tenidas en cuenta las condiciones climatológicas del lugar durante los meses de invierno por aquellos que deseen visitarlo.

La distancia hasta la capital provincia es de unos 57 kilómetros Para acceder al municipio desde la ciudad de Burgos basta tomar la autopista A-1 dirección Lerma hasta la localidad de Sarracín, donde se alcanza el desvío hacia la carretera N-234 hasta el término de Salas de los Infantes; en este punto nos dirigimos hacia Hacinas, lugar donde saldremos por la BU-903 que nos llevará, tras dejar atrás Carazo, a nuestro destino.

santo domingo de silos
Santo Domingo de Silos

Monumentos y lugares de interés

Visita al histórico Monasterio de Santo Domingo de Silos, construcción que se remonta al siglo IX, aunque fue durante el siglo XI cuando toma la forma que se puede contemplar. En su interior goza de un amplio y hermoso claustro.
La iglesia del Monasterio, templo que se erigió según los parámetros del estilo neoclásico.
Iglesia de San Pedro, obra original del siglo XII aunque ha sufrido diversas modificaciones.
Ruta hasta el Desfiladero de Yecla, atractivo entorno natural.
Pasa por aquí el legendario Camino del Cid.

Fiestas y tradiciones

Celebración de la fiesta de Los Jefes, clasificada como fiesta de interés turístico regional, donde durante el último sábado de enero se representa la victoria de los aldeanos sobre los musulmanes.

Fiesta patronal de San Pedro.

santo domingo de silos


El monumento más insigne de Santo Domingo de Silos es su monasterio, joya universal del románico, que en la actualidad se ha convertido en centro de peregrinación espiritual y artística.
De origen visigodo, el cenobio fue arrasado por los árabes y reconstruido por Santo Domingo, cuyos restos se conservan en un sepulcro excavado en la roca. Su sensacional claustro románico, cuyo piso bajo es el más importante, data de los siglos XI y XII, y posee hermosos capiteles sobre dobles columnas esculpidos con temas muy variados. En los ángulos destacan ocho magníficos relieves que muestran escenas de la vida de Jesucristo y, en el techo, un artesonado mudéjar del s. XIV que representa momentos de la vida medieval. El monasterio, regentado por monjes benedictinos que celebran misas gregorianas, cuenta también con una rica biblioteca y una botica del siglo XVIII, que reune una colección de tarros de Talavera y un laboratorio con instrumental antiguo.